Uuups El arca nos dejó

Uuups El arca nos dejó
Uuups El arca nos dejó

Uuups El arca nos dejó Supe de esta cinta gracias a la publicidad que me llegó vía Facebook. Lo primero que vi fue que la animación no tenía nada que pedirles a las realizadas por Disney  o DreamWorks, así que me armé de valor y fui a verla.  Mala idea. La cinta solo estuvo una semana en los cines y había razón para ello.

Uuups El arca nos dejó Los diseños lucían encantadores, y el hecho de que esta fuera una producción conjunta entre estudios de Alemania, Bélgica, Irlanda y Luxemburgo solo prometían cosas buenas. ¿Qué pasó entonces?Lo primero que llama la atención es la cantidad de nombres que la misma cinta tuvo en diferentes lugares: “Upss… el arca nos dejó”, “¿Dónde está Noé?”, “Two by two”, “All creatures big and small”… lo que de inmediato nos hace pensar en una historia tan floja que los diferentes distribuidores debieron luchar por títulos llamativos y pegajosos.La cinta nos muestra la historia del Arca de Noé, pero desde la perspectiva de los animales… cosa que ya había hecho Juan Pablo Buscarini con la película animada “El arca”. El pasaje bíblico es aquí una mera excusa argumental pues la película ni siquiera presenta a Noé u otros humanos, lo cual, si lo pensamos, es algo bueno después de las extrañas películas bíblicas de los últimos años.La cinta nos muestra a 2 “nestrianos”, seres a medio camino entre guacamaya, oso hormiguero y pez payaso. Sus nombres son Dave y Finny, padre e hijo. Estos seres llevan una vida errante pues a pesar de tener habilidades como brillar en la oscuridad, ser constructores inmejorables y lanzar nubes pestilentes cuando se asustan, no parecen encajar en ninguna parte. Por si no les fuera suficientemente el diluvio se aproxima. El desarrollo de estos personajes se siente bastante robusto, en unos cuantos minutos nos queda clara la relación de estos entre ellos y sus distintas personalidads…. Lo que no me gusta de esto es que la madre es ignorada completamente. Hemos de asumir que el señor Nestriano es viudo pues no hay señas de la progenitora de su vástago y tampoco se le menciona. Ok, tal vez quisieron obviar ese detalle incomodo pero la muerte de una madre no es para nada un detalle pequeño; además Disney ya nos tiene acostumbrados a las muertes de seres maternos (y paternos también).

Sin embargo, si lo que querían era no hacer una referencia a la muerte los creadores sin duda se equivocaron de película.  A lo largo de toda la cinta la muerte está siempre presente. Los animales saben que si no suben al arca se ahogan, hay carnívoros tratando de comerse a los herbívoros y demás formas de morir. ¿Trataron de no hacer una referencia a la muerte en una película donde los protagonistas tratan de salvar sus vidas?Siguiendo con la cinta los Nestrianos resultaron no estar en la lista de admisión del arca, lo que sin duda los condena  a una muerte segura por ahogamiento, por lo que se hacen pasar por otros seres. Quienes pagan el pato son una pareja de “grympas”, seres entre gato y demonio de Tasmania. Sus nombres son Hazel y Lea, madre e hija. Lamentablemente estos dos personajes no están tan bien definidos y desarrollados como los nestrianos. Si, sabemos que son ciraturas orgullosas que no les gustan los abrazos y aman la soledad, pero no se ahonda en la relación madre e hija (aparentemente más parecida a la de un instructor y su alumno), no vemos a detalle cuales son las habilidades, y defectos de las grympas, no tienen pasado y tampoco sabemos que pasó con el señor grympa (lo cual no es un detalle menor, después de todo el plan del padre Nestriano es suplantarlo para subir al arca). Uuups El arca nos dejó.

El Arca, también conocida como El Arca de Noé, es una película animada de comedia aventura sargentina-italiana de 2007 dirigida por Juan Pablo Buscarini. El film narra la historia del arca de Noé con animales antropomórficos,3​ y se centra más en el punto de vista de los animales. La historia sigue la tradición bíblica, pero tanto los humanos como los animales son vistos como criaturas que pueden hablar entre sí, y cuando Noé pone a los animales en su arca, estos quieren comerse o pelearse unos con otros.