The Car Road to Revenge

The Car Road to Revenge
The Car Road to Revenge

The Car Road to Revenge (conocida como El auto en México y Asesino invisible en Hispanoamérica) es una película de 1977, perteneciente al género “suspense”, dirigida por Elliot Silverstein y escrita por Michael Butler, Dennis Shryack y Lane Slate. Los protagonistas del film son James Brolin, Kathleen Lloyd, John Marley, y Ronny Cox, y narra la historia de un auto misterioso que emprende un recorrido en el cual aterroriza y asesina ciudadanos de un pequeño pueblo estadounidense.

La película fue producida y distribuida por Universal Studios, y se nota en ella la influencia de varias películas llamadas “road movies” (o “películas de caminos”, donde los personajes y la trama se desarrollan en caminos y en vehículos, algunas veces en movimiento) muy frecuentes en los años 1970s, como por ejemplo la película de Steven Spielberg de 1971, también perteneciente al género “thriller”, Duel y la película de Roger Corman Death Race 2000.

Argumento

El filme ubica la acción en el pueblo ficticio de Santa Ynez, en Utah, Estados Unidos. Dos ciclistas circulan por un puente sobre un cañón y un auto misterioso, color negro, los sigue. En el puente los embiste y los precipita al vacío por encima de las barandas del puente, matándolos.

La policía del lugar ve así la primera de una serie de muertes por atropello de auto y huida, aparentemente producidas por el mismo auto, un auto negro personalizado pero que no lleva matrícula ni identificación alguna, lo que hace muy difícil su individualización. El sheriff Everett Peck (John Marley) obtiene una pista cuando el coche es visto por un hombre llamado Amos Clemens (R. G. Armstrong) tras haber atropellado a una persona que pedía que le llevasen (estaba haciendo autoestop). Después de que el auto se haya cobrado la vida de su cuarta víctima, el sheriff, recae sobre el capitán Wade Parent (James Brolin) la tarea de detener las muertes. Durante su investigación, un testigo ocular declara que el auto no tenía conductor, como tampoco había persona alguna en él.

Pese a los cordones policiales puestos en los caminos de toda el área de los ataques, el auto sigue entrando al pueblo y ataca a la banda de música de la escuela del pueblo mientras están practicando para un show. Persigue al grupo de estudiantes y profesores, entre los que estaba la novia de Wade, Lauren (Kathleen Lloyd), hasta que entran en un cementerio. Curiosamente, el auto no entra al cementerio, que es terreno consagrado. Lauren se vuelve hacia el auto para increparlo, desafiante y convencida de que se está dirigiendo a un conductor de carne y hueso: pero como no está muy cerca del auto, no se da cuenta de que dentro de él no hay nadie, por lo que está dirigiendo sus insultos y desafíos hacia el auto propiamente dicho. Entonces, claramente enfurecido, el auto destruye los laterales de ladrillo del portón del cementerio y escapa. La policía persigue al auto por algunos caminos que toma a través del desierto, hasta que deja de escapar, se detiene súbitamente y decide enfrentarlos, destruyendo algunos autos patrulla y matando a cinco policías. Y continúa huyendo, pero en determinado momento el auto se detiene, Wade se le aproxima y comprueba sorprendido que ninguno de sus disparos ha causado el menor daño en el auto, ni siquiera en sus cristales o neumáticos. Quiere abrir la puerta, pero se da cuenta que esta carece de manija. Pasados unos instantes, el auto abre violentamente la puerta, golpeando a Wade y arrojándolo lejos antes de arrancar y perderse de vista.

Encontrar al auto se vuelve entonces un tema de venganza personal para Wade, cuando el auto acosa y elimina a Lauren pasando a toda velocidad a través de su casa y atropellándola en el momento en que ella está al teléfono hablando con él. Uno de los policías de Wade, Luke (Ronny Cox) expresa que eso fue en venganza por los insultos proferidos por Lauren en el cementerio, y también pone de manifiesto el hecho de que el auto no puede entrar, al parecer, en terrenos o lugares santos o consagrados. Wade entonces concibe un plan para emboscar al auto guiándolo hacia un sitio previamente preparado en los cañones rocosos de las afueras del pueblo donde, mediante una explosión, sepultará al auto bajo toneladas de roca cuando aparezca. Tras planificar todo esto, se dirige hacia su casa y ve que el auto lo está esperando en la puerta de su propio garaje. Entonces se ve en la necesidad de poner en marcha el plan inmediatamente: se hace perseguir por el auto hasta el sitio donde prepararon la trampa y esta da resultado, aparentemente destruyendo el auto y sepultándolo bajo toneladas de escombros. En ese momento, en el humo proveniente de la explosión y el incendio del auto, los agentes de policía pueden observar un rostro demoníaco esbozado en él, hecho que los perturba.

Las escenas finales muestran a un Wade negándose a creer lo sucedido y lo que el grupo de policías vio en la humareda de la explosión (el rostro demoníaco), pero el agente Johnson mantiene su versión de los hechos. El film termina mostrando, en algunos breves planos, al auto yendo despacio, sin intenciones de ser visto u oído, por las calles del pueblo, mostrándose así claramente que “sobrevivió” a la trampa.

Personajes principales