Pasajeros Passengers

Pasajeros Passengers
Pasajeros Passengers

Pasajeros Passengers es una película estadounidense del género de ciencia ficción y romance, dirigida por Morten Tyldum y escrita por Jon Spaihts. La película está protagonizada por Chris Pratt y Jennifer Lawrence.2​ Fue estrenada el 21 de diciembre de 2016, a cargo de Columbia Pictures.

Argumento

La Ávalon, una nave espacial gigante que viaja a Homestead II, un lejano planeta-colonia y que transporta a 5000 personas y 258 tripulantes en su interior en hibernación, entra en un campo de asteroides. Su escudo frena la mayor parte de los impactos, pero un asteroide de grandes dimensiones impacta con su escudo. Al iniciar las reparaciones, la computadora de a bordo sufre una avería y despierta accidentalmente a Jim Preston (Chris Pratt), un ingeniero pasajero de la Ávalon, 90 años antes de llegar (el viaje duraría unos 120 años).

Al principio no se da cuenta de que pueda ser un error, pero conforme pasan las horas y nota que está solo, decide intentar acceder al puente de mando, que está cerrado y que solo puede abrir el personal de control (en ese momento en hibernación). Mientras recorre la nave buscando ayuda, se encuentra con Arthur (Michael Sheen) un barman robótico, el cual se sorprende por verlo despierto.

Tras un año de aislamiento en el que hace toda clase de actividades en la nave, y con la única compañía de Arthur, Jim intenta suicidarse lanzándose al espacio para acabar con su soledad. Antes de arrojarse al espacio sin protección, encuentra la criocabina de Aurora Lane (Jennifer Lawrence). Al mirar su perfil en la lista de pasajeros, se da cuenta de que es escritora y ve día a día su bitácora de grabaciones, causando que Jim sienta afecto hacia ella. Jim le confiesa a Arthur esto, y lucha contra la moralidad de despertarla para que le haga compañía. Desesperado por la idea de envejecer y morir solo, Jim provoca un cortocircuito en la criocabina y despierta manualmente a Aurora. Inicialmente le miente diciéndole que había despertado por un error en su criocabina. Aurora, desesperada por la idea de envejecer y morir en la nave, intenta volver a meterse en hibernación (tal y como había intentado Jim en un principio) sin éxito. Al final acepta su situación y comienza a escribir un libro sobre sus experiencias. Jim y Aurora comienzan a convivir en la nave y se van conociendo, a la vez que Jim le muestra todo lo que hay para hacer en la nave. Al poco tiempo, ambos se vuelven cada vez más cercanos. Luego, tienen una cita y acaban enamorándose.

Un año después de despertar Aurora, y en pleno cumpleaños de ella, Arthur le revela sin querer que Jim es el responsable de su resurrección temprana. Aurora queda horrorizada una vez que Jim le dice la verdad, y se traumatiza al saber que no saldrá jamás de la nave. La noche siguiente, ataca físicamente a Jim en un ataque de rabia, lo que causa un alejamiento de estos. Jim intenta explicárselo, pero Aurora no quiere hablar con él. Durante varios días, Aurora intenta vivir su vida alejada de Jim, pero un fallo en otra cabina de hibernación hace que despierte Gus Mancuso (Laurence Fishburne), un oficial de cubierta de la Ávalon. Esto provoca que Aurora y Jim vuelvan a acercarse. Los tres descubren fallos múltiples en los sistemas de la nave por una sobrecarga de distintos componentes, que comenzó con el fallo en la cabina de Jim y siguió con fallos en los robots que patrullaban la nave, incluido Arthur. Gus intenta arreglarlo con la ayuda de Jim y Aurora, que todavía está disgustada con Jim por haberla despertado. Descubren que Gus padece una enfermedad grave debido al mal funcionamiento de su criocabina. Aurora y Jim intentan tratarlo con un autodoc, pero finalmente Gus muere dolorosamente, no sin antes entregarle su placa de identificación a Jim y Aurora para poder acceder al puente.

Aurora y Jim acuerdan reparar la nave, que está sufriendo fallos cada vez más graves y frecuentes. Al examinar el registro de vuelo, descubren que el asteroide que impactó con su escudo eyectó fragmentos hacia la nave que dañaron el casco y la computadora que controla el reactor, lo que agravó los daños produciendo un sobrecalentamiento del reactor. Jim se da cuenta de que la única solución es ventilar el reactor lanzando el exceso de calor al espacio, pero la compuerta no se abre, lo que obliga a Jim a tener que realizar un paseo espacial para abrir la compuerta desde fuera. Aurora inicialmente se niega a dejarlo ir, por miedo a perderlo y quedarse sola en la nave, pero Jim le dice que si no lo hace todos en la nave, incluidos ellos dos, morirían. Jim no logra que la compuerta se mantenga abierta por lo que opta por mantenerla abierta manualmente y le dice a Aurora que active la palanca de ventilación, pero Aurora llora porque sabe que Jim podría morir debido al inmenso calor del reactor, aunque al final accede. Finalmente, Aurora desde dentro y Jim desde fuera, consiguen ventilar el reactor, pero Jim es eyectado al espacio y separado de la Ávalon; para empeorar las cosas, descubre que tiene un agujero en el traje y que está perdiendo oxígeno. Sin pensarlo dos veces, Aurora realiza un arriesgado paseo espacial para recuperar a Jim, que está inconsciente, y llevarlo al Autodoc. Allí descubre que Jim está muerto, pero en medio de su desesperación, utiliza la identificación de Gus y consigue resucitarlo usando una combinación de tratamientos médicos automáticos. Jim despierta, y Aurora y él se besan emotivamente, reconciliándose.

Más tarde, Jim descubre que puede hibernar a Aurora usando el Autodoc, pero eso significará no volver a verla. Tras esto, Jim y Aurora celebran un pequeño funeral por Gus, en el que expulsan su cuerpo al espacio, y le cuenta a Aurora su descubrimiento del Autodoc. Aurora se niega, sabiendo que Jim se quedaría solo, pero él le dice que vendrá a visitarla, y la deja a solas para que tome su decisión. Jim se encuentra solo en la taberna con Arthur, resignado a su destino, pero sorpresivamente aparece por detrás Aurora, dejando claro al espectador que se quedó con él. Así, Jim le entrega un anillo de compromiso que le guardaba desde su cumpleaños, y que ella acepta feliz. Luego se ve a Jim nadar en la piscina hacia Aurora, la cual lo abraza y le dice “es una gran vida” y él le responde igual “es una gran vida” (sonriente) y ella lo besa (terminando la escena afuera en el espacio).

Ochenta y ocho años después, la tripulación de la nave Ávalon es despertada. Descubren que el vestíbulo principal está lleno de vegetación, incluido un árbol que plantó Jim. Al final se escucha a Aurora narrar: “Compañeros pasajeros, si están leyendo esto, la nave estelar Ávalon al fin ha llegado a su destino. Muchas cosas han pasado. Un amigo dijo ‘No te enfoques tanto en donde prefieres estar, que olvidas cómo sacar provecho de en donde estás. Nos perdimos en el camino, pero logramos encontrarnos e hicimos una vida, una vida hermosa juntos”.

Reparto