los descendientes

los descendientes
los descendientes
peliculastv.org
peliculastv.org

los descendientes Veinte años después de que la Bella y la Bestia se casaran y se convirtieran en rey y reina, establecen los Estados Unidos de Auradon, una próspera nueva nación junto a los reinos contiguos, y destierran a los villanos a la Isla de los Perdidos, un suburbio rodeado por una barrera mágica. Su hijo Ben al asumir su futuro lugar como rey anuncia que su primera proclamación es dar la oportunidad de vivir en Auradon a cuatro niños de la Isla de los Perdidos, lejos de la influencia de sus malvados padres: Carlos, hijo de Cruella de Vil; Jay, hijo de Jafar; Evie, la hija de la Reina Malvada y Mal, la hija de Maléfica. En la isla, Maléfica ordena a los cuatro chicos que roben la varita mágica del Hada Madrina para levantar la barrera mágica y poder conquistar Auradon.

Una vez en la preparatoria de Auradon, los cuatro conocen a Ben y a su “novia” Audrey, la hija de la princesa Aurora. También conocen al Hada Madrina, la directora del instituto. Evie utiliza el espejo de mano mágico de su madre para localizar la varita mágica que se encuentra en un museo cercano, y Mal usa la rueca de su madre del museo para dormir al guardia de seguridad, pero fracasan en su misión de robar la varita debido a una barrera mágica que la protege. Tras descubrir que el Hada Madrina utilizará la varita en la coronación de Ben, los cuatro hijos de villanos deciden esperar asistiendo a las clases, pero empiezan a integrarse con los estudiantes. Jay se une al equipo de “torney” (un deporte mezcla entre hockey y lacrosse), mientras que Carlos supera su miedo a los perros haciéndose amigo de Chico, la mascota de la escuela. Evie, aunque es inteligente, se hace la tonta para impresionar a Chad, el hijo de la Cenicienta y el Príncipe Azul, pero termina haciendo sus deberes. El hijo de Tontín uno de los enanos de Blancanieves, Doug, la anima a no actuar para complacer a los demás y a ser ella misma.

Mal se hace popular y usa el libro de hechizos de Maléfica para mejorar el aspecto de la hija del Hada Madrina, Jane, y Lonnie, la hija de Mulán y de Li Shang. Al enterarse de que la novia de Ben estará cerca de la varita mágica durante la coronación, Mal prepara una galleta combinada con una poción de amor y se lo da a Ben, que se enamora locamente de ella, para gran sorpresa de sus amigos. En una cita con Ben, la bondad interior de Mal entra en conflicto con el deseo de complacer a su madre, y no sabe cómo reaccionar a los sentimientos de Ben hacia ella. Durante el día la familia de la escuela, los hijos de los villanos son discriminados después de que la reina Leah, la abuela de Audrey, proclame que por culpa de la maldición de Maléfica se perdió la infancia de la princesa Aurora. Mientras Ben les asegura que todo irá bien después de la coronación, Doug intenta seguir siendo amigo de Evie, pero Chad le obliga a distanciarse de ella.

En el día de la coronación, Mal le da a Ben un brownie que contiene el antídoto de la poción de amor, pensando que ya es innecesario mantener a Ben bajo el hechizo, ya que ha conseguido el puesto de honor en la ceremonia. Finalmente se revela que el encantamiento perdió su efecto después de su cita, cuando Ben nadó en el Lago Encantado, y que el futuro rey está verdaderamente enamorado de Mal. Durante la coronación de Ben, una desilusionada Jane toma la varita de su madre para aumentar su belleza, pero destruye accidentalmente la barrera de la Isla de los Perdidos. Mal le quita la varita a Jane, y, al verla indecisa sobre lo que debe hacer, Ben le aconseja que tome sus propias decisiones en lugar de seguir el camino de Maléfica. Mal reconoce que ella y sus amigos han encontrado la felicidad en Auradon y que está enamorada de Ben. Jay, Carlos, Evie y Mal deciden ser buenos.

En ese momento, Maléfica irrumpe en la ceremonia y congela a todos excepto a los cuatro adolescentes. Cuando la desafían, se transforma en un dragón. Mal utiliza un contrahechizo que transforma a Maléfica en un pequeño lagarto, basado en la cantidad de amor de su corazón. Mal le devuelve al Hada Madrina su varita y descongela a todos, a la vez que le pide que no sea dura con Jane. Mientras que los villanos observan la celebración desde lejos, los estudiantes del Instituto Auradon montan una fiesta. Los ojos de Mal se vuelven verdes cuando se dirige a los espectadores para advertirles que la historia no ha terminado.