Kong La Isla Calavera

Kong La Isla Calavera
Kong La Isla Calavera

Kong La Isla Calavera (originalmente en inglés, Kong Skull Island) es una película estadounidense de acción, fantasíamonstruos y aventuras dirigida por Jordan Vogt-Roberts. Es el reinicio de la franquicia King Kong y Godzilla Precuela que servirá como la segunda entrega del Monstruoverso de Legendary. El elenco principal incluye a Tom HiddlestonBrie LarsonToby KebbellJason MitchellCorey HawkinsJohn C. ReillyTom WilkinsonThomas MannJohn Goodman y Samuel L. Jackson. La trama sigue a un equipo de científicos que junto con unos soldados de la Guerra de Vietnam, viajan a una isla inexplorada del Pacífico, donde encuentran criaturas aterradoras y al poderoso Kong.

La fotografía principal comenzó el 19 de octubre de 2015 en Hawái y varias localizaciones en VietnamKong: La Isla Calavera se estrenó el 28 de febrero de 2017 en Londres y en Estados Unidos el 10 de marzo, en formatos 2D3DIMAX 3D y en Dolby Cinemas. La película fue un éxito tanto crítico como comercial, recaudando $534 millones de dólares mundialmente, frente a un coste de $185 millones de dólares. Esta es la segunda colaboración entre Jason Mitchell y Corey Hawkins después de Straight Outta Compton.

Argumento

En 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, dos pilotos de caza -un estadounidense y otro japonés- salieron en paracaídas hacia una isla en el Pacífico Sur después de un combate aéreo cercano. Ambos se involucran en un reñido combate cuerpo a cuerpo, con el piloto japonés ganando ventaja. De pronto, un monstruo gigante interrumpe la pelea, haciendo que ambos soldados queden atónitos ante su presencia.

En 1973, el ex capitán del Servicio Aéreo Británico James Conrad es contratado por el agente del gobierno estadounidense Bill Randa para guiar una expedición para cartografiar una isla conocida como la “Isla Calavera”. Randa también recluta a los Sky Devils, un escuadrón de helicópteros veteranos de Vietnam dirigido por el Teniente Coronel Preston Packard y destacado de su mano derecha, el Mayor Jack Chapman y el Capitán Earl Cole para escoltarlos a la isla. Al grupo no tardará en unirse la fotoperiodista pacifista Mason Weaver, quien planea exponerlo, creyendo que es una operación militar secreta con oscuros propósitos.

Al llegar a la Isla Calavera, los hombres de Packard comienzan a lanzar explosivos desarrollados por el sismólogo Houston Brooks para determinar si el terreno es hueco, a pesar de las objeciones de Conrad. Los helicópteros son atacados repentinamente por un gigantesco gorilla de 85 metros de altura conocido como “Kong”, y muchos son destruidos, con los supervivientes quedando divididos en dos grupos. La única esperanza de rescate es un equipo de reabastecimiento que irá a su encuentro en el extremo norte de la isla dentro de tres días. Randa revela a Packard su afiliación a Monarch, una organización secreta del gobierno, y el verdadero propósito de la expedición: adquirir la prueba de la existencia de monstruos, pues se teme que pronto regresen para arrebatarle el planeta a la humanidad.

Packard y los hombres restantes entierran a sus compañeros muertos y empiezan a buscar a los miembros desaparecidos de la expedición, Chapman incluido. En el camino se encuentran con una araña gigante que mata a un hombre antes de que Packard la mate. Mientras tanto, Conrad, Weaver, Brooks, la bióloga San Lin, el soldado Reg Slivko y el empleado de Landsat Victor Nieves, entre otros, encuentran a los nativos de la isla, los Iwi, y se encuentran con Hank Marlow, quien es revelado como el piloto americano que aterrizó en la isla en 1944 con el piloto japonés. Marlow revela que Kong es el guardián de la isla y es adorado como un dios por los nativos para que los proteja de los Skullcrawlers, unos reptiles gigantes que habitan en el subsuelo. Marlow revela que Kong sólo atacó a los helicópteros para evitar que las bombas despertaran al más descomunal de los Skullcrawlers, llamado “El grande”, quien tiempo atrás mató a los padres de Kong y cuenta que los nativos creen que cuando Kong muera, “El grande” despertará, ya que cuenta con la ventaja de que los otros Skullcrawlers, una especie de horrorosos y agresivos saurios bípedos son más pequeños que él. Miles se distancia de ellos, Chapman es testigo de cómo Kong vence a un pulpo gigante, lo que le hace huir a los bosques, donde se encuentra con un insecto palo gigante. Poco después es devorado por un Skullcrawler.

Weaver se encuentra con un búfalo gigante, atrapado bajo un helicóptero caído. Intenta rescatarlo hasta que Kong viene y salva a la criatura sin hacerle nada a Weaver, quien queda muy impresionada por la compasión de que ha dado muestra.

El grupo de Conrad se desplaza por el río en un barco construido por Marlow y el piloto japonés con partes sacadas de sus aviones caídos, cuando de pronto son atacados por criaturas parecidas a pterosaurios que matan a Nieves. Los sobrevivientes logran encontrarse con Packard, quien insiste en buscar a Chapman. Marlow conduce a regañadientes al equipo de Conrad y Packard a la Zona Prohibida, un campo de batalla olvidado entre los antepasados de Kong y los skullcrawlers. El mismo skullcrawler que devoró a Chapman ataca al grupo, devorando a Randa y matando a muchos soldados antes de que Weaver lo mate al desatar una explosión. Un vengativo Packard culpa a Kong de las muertes de sus hombres y recupera explosivos sísmicos para atraer a Kong a una trampa y matarlo, mientras que Conrad decide llevar al personal no militar al barco para que puedan reunirse con el equipo de reabastecimiento.

Mientras exploran el camino por delante, Conrad y Weaver encuentran a Kong de cerca y en persona, y deciden salvarlo, un sentimiento que Marlow comparte. La trampa de Packard incapacita a Kong, y ordena a sus hombres que pongan explosivos alrededor de la criatura caída. Antes de que él pueda matar al gorilla, el grupo de Conrad llega y se produce un estancamiento. Conrad y Weaver convencen a los otros soldados para que perdonen a Kong, pero Packard se niega arrogantemente, su deseo de venganza lo consume. El grupo es repentinamente atacado por el skullcrawler llamado “El grande”, conocido entre los nativos como Ramarak. El grupo huye, mientras Packard intenta detonar los explosivos. Un Kong lesionado se recupera y aplasta a Packard antes de ser dominado por Ramarak, que luego persigue a los supervivientes mientras corren hacia la orilla. Cole es asesinado cuando su intento de suicidio contra el skullcrawler falla, acorralando a los humanos en el proceso. En ese momento, Kong cae desde lo alto de un barranco mientras sujeta una roca la cual estrella en la cabeza de Ramarak. Ahora que ya tiene su atención, Ramarak comienza a atacar a Kong. En respuesta a sus ataques, Kong toma un enorme árbol y lo parte contra la cabeza del reptil, pero eso no es suficiente para vencerlo. La bestia muerde el brazo de Kong y no lo quiere soltar, pero él logra sacar su brazo y sujeta sus mandíbulas para intentar quebrarlas pero Ramarak comienza a estrangularlo con su cola y durante el forcejeo, lo empuja contra un barco que había quedado varado en la isla décadas atrás, dejando al gorilla encadenado por el ancla del barco. Ramarak ahora se dirige a atacar a los humanos, pero Weaver usa una pistola de bengalas para dispararle, causándole quemaduras y distrayéndolo un momento. Entonces Kong se libera y utiliza la hélice del barco para pelear contra el monstruo y logra cortarle el cuello, haciendo que la bestia aparentemente caiga derrotada. Pero durante la lucha, Weaver cayó al agua y quedó inconsciente, así que Kong rápidamente la saca, pero el reptil se reanima y lo ataca repentinamente mordiéndolo en un brazo y sujetando su mano derecha con su lengua, tragándosela junto con Weaver, pero Kong sujeta la lengua de la bestia y la arranca con fuerza junto con sus entrañas, matando a la bestia y rescatando a Weaver. Con el skullcrawler derrotado, Kong permite que los sobrevivientes se vayan. Algún tiempo después, Marlow vuelve a casa, se reúne con su esposa y se encuentra con su hijo por primera vez en tantos años y observa en la televisión un partido de béisbol de su equipo favorito, los Chicago Cubs.

En una escena post-créditos, Conrad y Weaver son detenidos e interrogados por los miembros de la expedición Monarch, Brooks y Lin. Ambos son informados de que Kong no es el único monstruo en el mundo, que existen más y que algún día retomarán el planeta. Conrad y Weaver van a una sala donde les muestran por medio de un proyector unas fotografías de pinturas rupestres que representan a GodzillaRodanMothra y King Ghidorah. Pero también les muestran una quinta fotografía en la que se ve la batalla de Godzilla contra King Ghidorah, significando que ese evento ya ocurrió o va a suceder en el futuro. Cuando la pantalla se oscurece, se escucha el rugido de Godzilla.

Reparto

El elenco y director de Kong: Skull Island en el San Diego Comic-Con 2016, promoviendo la película

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.