Hermanos Siempre tras el tesoro perdido

Hermanos Siempre tras el tesoro perdido
Hermanos Siempre tras el tesoro perdido
peliculastv.org
peliculastv.org

Hermanos Siempre tras el tesoro perdido es un videojuego de disparos en primera persona tematizado en Western ambientado en los años de 1864-1866. Call of Juarez: Bound in Blood fue anunciado el 14 de enero de 20094​ y utiliza Chrome Engine 4, la cuarta generación de motor de videojuego de Techland.[cita requerida] Desarrollado por Techland y publicado por Ubisoft, es una precuela de Call of Juarez que debutó en 2006 para Microsoft Windows y 2007 en la Xbox 360. El juego fue lanzado para Microsoft Windows, PlayStation 3 y Xbox 36056​ el 30 de junio de 2009.7

Trama

La historia comienza con los hermanos Ray y Thomas McCall apuntando sus armas el uno al otro. William, su hermano menor, se lamenta de cómo las cosas entre ellos se degeneraron hasta el punto de convertirse en enemigos mortales, diciendo que eran una familia. Un disparo se escucha.

Dos años antes, en 1864, Ray y Thomas luchan en la Guerra de Secesión en el lado de la Confederación. Después de derrotar al enemigo, se les ordena retirarse a Jonesboro. Ellos se niegan, abandonando sus puestos para salvar su hogar de las tropas de la Unión. Cuando llegan, encuentran a su madre muerta. Ray promete reconstruir su casa, y sabiendo que su superior el Coronel Barnsby no los dejará en paz, huyen, llevando a su hermano menor, William, con ellos. El coronel Barnsby llega pocas horas después, diciendo a O’Donell, su superior, que va a seguirlos y ahorcarlos personalmente.

Un año más tarde, en 1865, tienen una pelea por una chica y un altercado con el sheriff de Fort Smith, Arkansas, lo que lleva a su muerte. Los residentes de la ciudad atacan al trío, y se escapan en un carruaje. Se llevan los caballos, pero no antes de que Ray advierta a Thomas que lo matará si se lleva otra chica de él.

En la actualidad, 1866, los McCall deciden dirigirse a México para encontrar el Tesoro Perdido de Cortés, con la intención de usarlo para reconstruir su casa. Más tarde, mientras están en un salón de México otra vez en San Lorenzo, una mujer llamada Marisa llama la atención de Ray. Después de venir en su ayuda cuando es acosada por algunos de los clientes del salón, quienes trataron de llevársela, los McCall son invitados a cenar a su casa, y ellos aceptan. Allí, se revela que ella es la amante de Juan “Juárez” Mendoza, el criminal más notorio de México. Ella coquetea con Ray y le controla cuando dice que mataría a Juárez para estar con ella. Después de la comida, Juárez les deja entrar en su plan para encontrar el tesoro, prometiéndoles una parte del mismo si le ayudan. Primero pide a los McCall que saquen a un hombre llamado Devlin, quien también va tras el tesoro, y que mató y torturó a cientos de residentes, reclamando sus tierras.

Por otra parte, una tribu apache está discutiendo si hacer la guerra a “los blancos”. Su líder, Running River (Río Rápido), le ordena a su hijo, Seeing Farther (Vista Lejana), que obtenga más de 300 fusiles para la tribu. Dicen que van a obtener las armas de la gente que odia a los blancos, como ellos. Running River explica que les va a dar el medallón a ellos para conseguir los fusiles.

Mientras tanto, los McCall regresan a Juárez después de matar a Devlin. Juárez le ordena a los hermanos que se reúnan con los apaches para intercambiar los fusiles por un medallón que poseen, que él señala que es la clave para encontrar el tesoro. Antes de que los McCall partan, Thomas enfrenta a Marisa y ella revela su amor por él, al que él responde, besándola.

En el lugar de reunión, encuentran que el traficante de armas de Juárez ha sido encarcelado después de ser capturado por los Pinkerton. Los McCall llegan a la ciudad para sacarlo de la cárcel y entregarlo a Juárez. Allí, el traficante de armas se revela como el Coronel Barnsby, teniendo vendas desgastadas cubriendo su cabeza entera. Él se enfrenta a Juárez y le dice que si quiere los fusiles, se debe encargar de los hermanos McCall, a lo que no oímos a Juárez responder. En lo que debía ser una reunión con Juárez en una mina abandonada, Barnsby y sus hombres emboscan a los hermanos y los atan. William se las arregla para liberarse, a Ray y a Thomas. Se escapan de la mina y logran alcanzar a Juárez y Marisa en territorio comanche, que afirma que es inocente y que no sabe nada sobre los planes de Barnsby. Los apaches eventualmente confrontan a Juárez, revelando que William le dijo a Seeing Farther que los fusiles no servían. Los McCall y Marisa son llevados de vuelta a la aldea, y Seeing Farther acepta ayudarlos a encontrar el medallón. A continuación, se infiltran en territorio navajo y recuperan el medallón, destruyendo la presa.

A su regreso, Seeing Farther formula un plan para que Marisa y William salgan del campamento pidiendo a Ray y Thomas que distraigan a la tribu apache mientras enseña a William y Marisa cómo usar el medallón, diciendo que “deben luchar por algo importante”. Cuando Ray se enfrenta a Thomas sobre esto, preguntándole qué es importante para ambos revela su relación con Marisa, desatando una pelea entre los dos, efectivamente distrayendo a la tribu y enemistando a los hermanos. El plan sale mal, sin embargo, cuando el ejército de Barnsby localiza a los hermanos y destruye la aldea india dejando sólo al jefe y a Seeing Farther con vida. Seeing Farther, William y Marisa son tomados como rehenes y sólo serán devueltos por entregarles el medallón. Ray y Thomas deciden rescatarlos, y llegan con Running River a una vieja ciudad fantasma. Allí, Ray dice que una vez que hayan terminado, no quiere ver a Thomas de vuelta. Los hermanos derrotan a los hombres de Barnsby, pero para cuando llegan hasta Seeing Farther, ya está herido de muerte. Moribundo, afirma que William y Marisa siguen vivos, capturados por Juárez, y cuando muere, su padre se prepara para matar a Juárez, y explica los orígenes de Seeing Farther a los hermanos.

Mientras tanto, en su fuerte, Juárez interroga a William sobre el uso del medallón. Él se niega a hablar, lo que sólo agrava aún más a Juárez. Más tarde, Marisa llega, distrayendo a los hombres de Juárez, y mientras que William está enojado con ella por destruir su familia, Marisa le confiesa que ella fue violada por su padrastro cuando tenía 11 años, y ella lo dejó para poder tener algo que comer, y que Juárez no es diferente. También admite que ama a Thomas, cuando se dio cuenta de que estar con Ray no cambiará nada. Ella le da una pistola y se va, sin saber que Juárez los estaba viendo. Juárez llega más tarde, diciendo que él quiere ver si “su Dios lo protegerá”. Él hace que uno de sus hombres lo ataque con un cuchillo, lo que obliga a William a dispararle, espantándolo entre lágrimas. Juárez se va y ordena a sus hombres matarlo. Después de eso, Marisa llora por él, y él le dice que la pondrá en la esclavitud por sus acciones. Ella le confiesa que está embarazada de un hijo suyo. Él se va, pero ella lo noquea y toma el medallón.

Mientras tanto, Ray y Thomas están fuera de la fortaleza. Thomas va por encima del muro y espera la señal de Ray, que está volando las puertas principales. Después de eso, se infiltra en los suelos y deja los caballos en el establo para que pudiesen escapar. Tras llevarse los caballos, él se desenfunda rápido con uno de los lugartenientes de Juárez, matándolo. Él espera a Ray y William, cuando Marisa aparece con el medallón, diciéndole que Juárez ha matado a William y que deben abandonar el campamento, teniendo el medallón en su poder y sabiendo cómo usarlo. Después de cierto convencimiento, él acepta.

Mientras Thomas estaba saltando por el muro, Ray le dio la señal a Thomas haciendo explotar las puertas, golpeando algunos de los hombres de Juárez, como él llega y salva a William justo antes de ser asesinado. Él liquida a varios hombres, pero se encuentra incapaz de alcanzar el establo por la gran cantidad de hombres de Juárez que disparan. Él va a las cuevas, acabando con los hombres de Juárez y se reúne con él cara a cara. En un duelo, él le dispara, pero no es capaz de encontrar su cuerpo, que cayó en lo profundo del agua. Después, Ray y William escapan de las cuevas.

Ray sigue a Thomas y Marisa a la bóveda del tesoro. Los hermanos se enfrentan entre sí como lo hicieron al comienzo de la historia. Escuchamos las palabras de William del principio y sus ojos, y se mueve entre ellos y declara que no permitirá a Ray dispararle a Thomas. William alcanza su bolsillo y Ray le dispara, dándose cuenta más tarde que sólo estaba tratando de sacar su Biblia. William se desploma y muere, y su Biblia cae a los pies de Barnsby quien comenta que parece que el tesoro realmente está maldito. Una trampa se activa, haciendo que la cámara se llene de arena, obligando a los McCall a transladarse a terreno más alto, defendiéndose de los hombres de Barnsby mientras avanzan. Finalmente, los McCall confrontan a Barnsby y uno de los hermanos se enfrenta a él en un duelo, disparando a Barnsby, cuyo cuerpo cae y es enterrado por la arena.

Los McCall, junto con Marisa, deciden abandonar el tesoro, diciendo que desde el principio fue su culpa ser tan necios sobre el tesoro. El sacrificio de William impulsa a Ray a retirarse de ser un pistolero y forajido y convertirse en un sacerdote, y lleva la Biblia de William con él desde entonces. Más tarde, Thomas se casa con Marisa, con Ray como sacerdote. Marisa pasa su tiempo con Thomas en su vieja granja familiar, y ella lleva el medallón como amuleto. Pocos meses después, ella dio a luz al bebé de Juárez, al que llama Billy, en honor a su difunto cuñado.